#eusebio caceres empieza ganando

Después de sufrir lo indecible en un encadenado de lesiones, el alicantino Eusebio Cáceres, otrora niño prodigio del salto de longitud, está en disposición de volver a ser olímpico ocho años después. Son días felices para el grupo de saltadores que entrena Juan Carlos Álvarez en Madrid. El pasado sábado, Pablo Torrijos ganaba en Boston la primera cita del World Indoor Tour en triple salto, y este viernes el alicantino vencía en la segunda, en Karlsruhe, en Alemania, en la longitud, rozando la frontera de los 8 metros.

Aunque la prueba no cuenta en el programa, su actuación y el buen 2019, donde terminó 7º en la final del Mundial de Doha, apuntalan su clasificación olímpica via ranking. Cáceres saltó con enorme regularidad: 7,88-7,84-7,86-7,81-nulo-7,99 metros. Se guardó para el final su mejor salto, y menos mal, porque se trataba de uno de esos concursos extraños del nuevo atletismo, que solo permiten a los tres mejores llegar al sexto intento y lo que allí ocurra decide la clasificación. Por eso el ucraniano Vladyslav Mazur, con 7,84m, ganó al local Julian Howard, con 7,88m a lo largo de toda la competición.

| Joaquín Carmona |@Jokin4318

El 7.99m de @Eusebio_Caceres🇪🇸 (➋➑) de su victoria del salto de longitud en Karlsruhe🇩🇪

Video insertado

“Creo que en el nulo he saltado por encima de los ocho metros, por lo que sabía que podía alcanzar esa marca, a pesar de que he tenido algunos problemas al ajustar a tabla”, señaló Cáceres a la organización.

El de Onil abrió una tarde que se fue torciendo para el atletismo español en la primera reunión atlética después de conocerse que la pista cubierta no desembocará esta vez en una gran competición después de suspenderse este miércoles el Mundial de Nanjing a causa del coronavirus chino. En cualquier caso, ninguno de los ocho se habría ganado su billete en la tarde de Karlsruhe.

En los 800m, el campeón europeo Álvaro de Arriba, que no tenía intención de ir a Nanjing, abrió el invierno ejecutando su táctica habitual con más riesgo que nunca. Parecía fuera de la carrera cuando Guillermo Rojo, la liebre, pasó en 50,83s los 400m. Por delante peleaba Saúl Ordóñez, pero mientras el berciano sufrió por los empujones, el salmantino resurgió en la última vuelta, más fuerte que ninguno, y solo el marroquí Mostafa Smaili (1:46.38) quedó demasiado lejos de su remontada. De Arriba entró segundo (1:47.87) y Ordóñez se hundió, 6º y último (1.49.72). Los dos volverán a competir el martes en Dusseldorf, pero Ordóñez, con necesidad de sumar puntos si no logra la mínima después de un año lesionado, subirá esta vez a los 1.500m.

Mechaal y Jiménez se retiran

Más dramáticos resultaron los 3.000m, desmadejados desde el principio por el ritmo africano, 2:34 el primer kilómetro y 2:30 el segundo y otra victoria del keniano Birgen (7:38.50). Adel Mechaal, que el sábado ya estuvo lejos de lo esperado en Boston, y Sergio Jiménez acabaron abandonando. El jovencísimo Ouassim Oumaiz, de 20 años, luciendo por primera vez la camiseta del NN Running Team neerlandés de Kipchoge, una estampa de ruta en pista cubierta, sí aprovechó la oportunidad y destrozó su marca personal de hace unas semanas en Gallur por 23 segundos. El nerjeño bajó por primera vez de ocho minutos con la 8ª plaza y 7:59.77.

oumaiz

La noche la cerraron unos lentos 1.500m, donde Marta Pérez y Esther Guerrero aguantaron pegadas a las africanas hasta la campana. La etíope Axumawit Embaye (4:07.94) dominó un sprint masivo en el que cedió ante todas la plusmarquista mundial de obstáculos Beatrice Chepkoech. Pérez entró 5ª (4:10.52) y Guerrero, 6ª, sin poder mejor su registro personal del sábado en Estados Unidos (4:10.52).

Récord mundial sub-20

Los focos internacionales se los ganó la talentosa saltadora ucraniana Yaroslava Mahuchikh. La ya subcampeona mundial volvió a batir el récord mundial sub-20 de salto de altura con un brinco de 2,02m a la primera. Su compatriota Maryna Bekh-Romanchuk ganó la longitud con 6,92m en casa de la campeona mundial Malaika Mihambo, que se retiró tras el cuarto intento (6,83m) después de haber corrido también los 60m (7,37s), cuya final ganó después la estadounidense Shania Collins (7,20s).

Los 60m vallas se los apuntó la nigeriana Tobi Amusan (7,84m) y los 3.000m la etíope Fantu Worku (8:37.58), ambas con marca personal. En 400m empataron las ganadoras de las dos carreras, la italiana Ayomide Folorunso y la suiza Lea Sprunger, ambas corriendo en 52,56s. Leido aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: